no se metan contra la libertad de prensa

¡Qué lindo es ser ministro!

Publicado: 2012-05-29

He visto de cerca la emoción que significa que te nombren ministro. He acompañado a amigos a su juramentación; hemos hecho colectas para regalar fajines ministeriales y vivido la ilusión con la que éstos empiezan sus carreras de ministros.

Lo primero que debe hacer un aspirante a ministro es una revisión de sus pecados, incluyendo los veniales, pues todo se exhibirá en la prensa al día siguiente, obviamente impulsado por los opositores políticos. Por eso es importante que los ministros tengan bien presente que “no son técnicos”, los ministros son políticos y deben comportarse como tales: llevarse bien con el Congreso, hacer alianzas, entender y hablar con la calle, sea esta el sindicato como el empresariado y pensar que no hay enemigo pequeño y que en política peruana, casi todo vale.

Hoy los ex ministros Pedro Sánchez y Luis Carranza están acusados en el Congreso sin razón alguna.

Sánchez tiene dos acusaciones constitucionales por Shougang y Camisea y una en proceso en la Megacomisión. En el 2010 el MINEM y Shougang suscribieron un acta permitiendo el uso minero sobre tierras eriazas del Estado en la superficie de la concesión. Ello lo autoriza desde 1992 la Ley General de Minería, pero los congresistas afirman que el acta “lesiona la soberanía nacional”?. Sobre Camisea se acusa a Sanchez por permitir la exportación de gas cuando ello está en la Ley de Hidrocarburos desde 1993 (art 39), y por no modificar los contratos suscritos al amparo de ésta cuando la misma ley lo prohíbe expresamente, salvo por acuerdo de partes, (art 12). Así Sánchez no podía ni impedir la exportación de gas ni modificar contratos pues violaría la ley.

Además Sanchez, según el proyecto filtrado por la Megacomisión, sería acusado de asociación ilícita para delinquir por firmar un decreto de urgencia para la reparación de colegios públicos, estando encargado de la cartera de Economìa. Como sabemos los Decretos de Urgencia se aprueban con el voto de todos los ministros y en 24 horas se remiten al Congreso para que éste los revise, ratifique, modifique o derogue. Al haberse ratificado los decretos, la Megacomisión debería incluir en esta asociación de “ posibles delincuentes” a los 120 congresistas que no derogaron la norma y a todos los Ministros que la aprobaron, en calidad de cómplices.

A Carranza se le acusa de no haber cumplido con la ley del PREDA expedida sin presupuesto, que requirió un Decreto de Urgencia posterior para lograr su aplicación también ratificado por el Congreso. La acusación es archivada pero extrañamente por gestiones de congresistas del gobierno, se reabre el proceso.

Estas acusaciones hacen que buenos funcionarios públicos huyan del Estado y que nuevos postulantes piensen dos veces para aceptar cargos . Carranza y Sánchez tendrán que defenderse en el Congreso y posteriormente (aunque esperemos que el Congreso aplique la ley y ello no suceda), podrían tener que hacerlo en el Poder Judicial.

Un país que progresa es aquel que no basa su política en ánimo de venganza, que cumple las leyes y que por cierto, valora a los buenos funcionarios públicos. ¿Qué están haciendo, señores Congresistas?


Escrito por


Publicado en

Cecilia Blume

Otro sitio más de Lamula.pe